Buenas prácticas para implementar una gestión continúa de la calidad de energía

Buenas prácticas para implementar una gestión continúa de la calidad de energía

– Los problemas de la calidad energética son una de las mayores causas de paradas no programada, fallos intempestivos, averías en equipos, sobre consumos y accidentes de personas.
– De hecho, el 30-40 por ciento de los fallos intempestivos hoy en día están relacionados con los problemas de calidad energética, y
– La principal preocupación para los gestores de las instalaciones es localizar la fuente del problema para empezar a mitigarlo.
– En el mundo de hoy en día, En una instalación industrial la contaminación de la red viene probablemente causada por cargas no lineales tales como soldadores de arco o arranques de grandes motores.
– El otro 20 por ciento de los problemas de la calidad de la energía viene del proveedor de energía, incluso los sistemas de distribución y transmisión más avanzados no pueden garantizar el 100 por cien de la disponibilidad de la energía.
– Incluso asegurando un 99.99% de la disponibilidad, el equivalente en tiempo de interrupciones durante el año sube a 52 minutos – algo que las organizaciones no pueden permitirse, especialmente las instalaciones de Infraestructuras Críticas.
– Debido a las nuevas tendencias de digitalización de instalaciones eléctricas, sumadas al auge del IoT, las instalaciones están creciendo considerablemente en equipamiento electrónico.
– Estos nuevos dispositivos consumen más energía, son generadores de contaminación en la red eléctrica a la par que susceptibles a las perturbaciones.
– Por tanto, existen más focos de problemas a controlar.
– Los gestores de instalaciones se enfrentan a una falta de comprensión en materia de gestión de calidad de la energía.
Entender la gestión de la calidad energética
– El primer paso es entender las características de lo que se considera una buena la calidad de energía.
– Cualquier perturbación que afecte este escenario ideal están clasificados como un problema de calidad energética.
– Hay una gran variedad de perturbaciones como los huecos/puntas de tensión, los armónicos, los transitorios.
– Todos ellos pueden conllevar a unas consecuencias negativas tales como apagones, daños en los dispositivos, fallos, sobrecalentamiento, rendimiento deteriorado y reducir la vida del equipo.
– establecer un plan de gestión de la calidad de la energía sistemático y sostenible dentro del entorno operacional de una industria.
– Desarrollar las políticas de la calidad de la energía, así como las bases, el planning y el proceso de seguimiento.
– Un paso fundamental para reconducir los problemas de calidad de energía es medir – después de todo, no puedes controlar lo que no mides.
– Medir puede ser usado para detectar y entender los problemas de la calidad energética, pero también para verificar que la acción implementada está funcionando.
– El análisis de los datos de calidad energético requiere un conocimiento técnico sobre la materia, pero también cabe la posibilidad de disponer de un software de control de calidad de la energía
Cada instalación tiene sus problemas específicos de calidad energética dependiendo de las cargas instaladas, el equipo y la calidad de la energía subministrada.
De todas maneras, los administradores de las instalaciones deberían centrar el foco en la energía subministrada de los siguientes problemas comunes de calidad:
• Armónicos
• El factor de potencia
• Huecos de tensión, sobretensiones e interrupciones
• Transitorios
• Desequilibrio (especialmente en aplicaciones con motores)
Te invitamos a seguir leyendo las notas que publicaremos.